• Juliana

Cómo hacer más ecológico tu closet

Actualizado: 6 de dic de 2019




En los últimos dos años he empezado a emprender un camino hacia la sostenibilidad en mi estilo de vida. Lo que compro, lo que uso, lo que como y... mi clóset. La verdad no ha sido nada fácil romper con mis costumbres. Es más, se que todavía me queda un largo camino por recorrer para hacer los cambios que sé que son necesarios y romper algunos paradigmas que tenemos con respecto a la sostenibilidad. Les quiero contar algunas cosas que yo personalmente aplico para hacer más ecológico mi clóset.


Por favor no crean que soy experta, aún caigo en la tentación de comprar algunas cosas que no cumplen estas reglas, pero el primer paso es saber que tenemos que cambiar y ser consientes del impacto de lo que compramos.


Les tengo que confesar que siempre he tenido el chip de "cuidar el planeta" pues siempre he sido amante de la naturaleza y de los animales. Lo que no sabía era el impacto que tenían mis compras (específicamente en términos de moda). Yo era fan de comprar prendas de fast fashion o moda rápida, incluso había muchas prendas que compraba con la idea de usarlas una sola vez. Esta idea fue cambiando, me vi un documental y una serie donde hablan de toda la industria de la moda. Ésto fue un poco traumático para mí. Ver las condiciones de los trabajadores y lo mal que les pagan, definitivamente generó en mí un cambio en la forma de ver las prendas en los almacenes.


En fin.. les voy a contar algunas de las cosas que yo hago para hacer mi closet más ecológico.


1. Compra ropa de segunda.

Yo se, la primera respuesta es: ¡EWW!... pero les juro que no es grave. Últimamente hay muchas páginas donde venden prendas muy cool y lindas que han sido usadas una vez. Incluso muchas veces hay prendas nuevas y puedes ahorrarte unos pesos. Además si eres fan de diseñadores, puedes llegar a encontrar sus piezas a un precio increíble.

Obvio es importante lavar la prenda antes de usarla (solo por si acaso).


2. No laves tus jeans cada vez que los usas.

Otra vez la respuesta puede ser: ¡EWW!... Yo antes me sentía pésimo si no lavaba mis jeans cada vez que los usaba, pero adivinen qué, los jeans no están hechos para ser lavados tan seguido. Ya lo advirtió el director general de Levi’s, Chip Bergh, hace unos años y con un ejemplo personal dijo: «Estos son unos de mis vaqueros favoritos. Los tengo desde hace más o menos un año y todavía no han visto la lavadora. Sé que suena asqueroso…pero, créanme, puede hacerse». Y no es el único que lo aconseja. La razón es que para que los jeans no pierdan el color y su textura, no deben ser lavados tan seguido. Pero además, el denim es un tejido que se adapta a nuestro cuerpo y mejora con el paso del tiempo, de ahí que meterlos en agua dañe esa «adaptación».


3. No compres si no piensas usarlo más de 10 veces

Muchas veces nos dejamos llevar por una prenda que amamos pero en nuestro interior sabemos que van a ser pocas las oportunidades u ocasiones para usarlas. En estos casos, mejor no la compres. Ve por esas prendas básicas que no vas a parar de usar. En estos días me enteré de un concepto de clóset cápsula (que me encanto). Éste concepto habla, no solo de pensar muy bien tus compras, sino también del concepto minimalista. Si quieres conocer más puedes hacer click aquí.


4. Lava con agua fría

Esta es muy sencilla y tiene beneficios tanto para el medio ambiente como para tus prendas. La razón ecológica es que los calentadores de agua, en su mayoría son eléctricos, por lo que cada vez que seleccionas el ciclo de la lavadora con agua caliente estás básicamente utilizando dos electrodomésticos, gastando energía y el resultado será exactamente el mismo: Ropa limpia. Programar la lavadora para usar agua fría es una buena práctica, ya que corres menos riesgo de que la ropa se encoja, los colores lucirán vivos por más tiempo y ahorras dinero y electricidad. Sinceramente pienso que no hay ninguna razón para usar agua caliente. Y es que la mayoría de veces que mandamos a lavar ropa, ésta no esta TAN sucia, por lo tanto, no es necesario lavarla con agua caliente.


5. Lleva tus propias bolsas y planea tus compras

Éste es un consejo simple pero puede hacer una gran diferencia. Se trata de llevar tus propias bolsas de tela cuando vayas a comprar cualquier cosa. Éste consejo tiene un aspecto muy interesante que es la planeación. Hay dos formas de llevar las bolsas de tela, la primera es saber que vas a comprar algo específico y llevarla, la otra es siempre cargarla contigo (que no es tan práctico). Entonces si estas en un centro comercial y no cargas con la bolsa te puedes preguntar si realmente necesitas lo que vas a comprar o si te antojaste porque está con descuento o porque viste a alguien más usando algo así. Ésto evitará que compres cosas por la emoción de comprarlo. Ahí viene la parte de planeación, cuando sabes que necesitas algo y vas con la intención de comprarlo y de paso llevas contigo la bolsa para evitar que te den una bolsa de plástico en la tienda, estás haciendo una compra consciente.





#sostenible #ecologico #sostenibilidad #ropa

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Negro del icono de YouTube

© 2019 by Pizantex. Todos los derechos reservados